Lidl cambio de estrategia y cara. (abandona su imagen de almacén ‘hard discount’)

Los supermercados Lidl se encuentran inmersos en una titánica tarea: cambiar la percepción que los clientes tienen de ellos . Esta marca está presente en España desde 1994, pero sólo en este último lustro ha dado la impresión de apostar realmente por el país, incrementando sus ventas un 25% en 2014 y con una inversión de 1.000 millones de euros desde 2008. Como consecuencia, con la crisis Lidl ha ganado cuota de mercado en España.  Para este 2015 su objetivo es subir la facturación otro 5%.

Ha incluido nuevos productos y le ha dado una nueva imagen a sus tiendas.